TRX

Se conoce como TRX a un sistema de entrenamiento militar y también al implemento que es utilizado para realizarlo. Desde hace algún tiempo se ha popularizado en los gimnasios debido a su nivel de exigencia.  Todo el cuerpo puede trabajarse de forma integral mediante esta filosofía de acondicionamiento físico.

Las cintas TRX son necesarias para su propio sistema de entrenamiento. Prácticamente, no se le puede sustituir o simplemente se convertiría en otra modalidad. Entendiendo esto, el practicante debe asegurarse de adquirir un buen producto desde el primer momento.

¿Qué es el TRX?

El TRX es el equipo que requiere una persona para practicar la disciplina que lleva el mismo nombre. Este consta fundamentalmente de una correa y varios tipos de cuerdas de suspensión. De hecho, esta modalidad de entreno se basa en ejercicios suspendidos.

El equipo es básicamente una cinta estirable, regulable y resistente. Esta tiene un punto de anclaje y empuñaduras para cada mano, así como soportes para los colocar los pies.

Mediante el entrenamiento de suspensión solemos aprovechar al máximo el peso de nuestro propio cuerpo. Esta es una técnica inventada por un navy seal de los Estados Unidos. El objetivo: tener una forma para que los militares pudiesen entrenar todo su cuerpo con apenas pocos accesorios.

Beneficios de trabajar con este sistema

El TRX es un entrenamiento muy completo que permite el acondicionamiento físico incluso a principiantes del fitness. Permite trabajar desde el crecimiento muscular, hasta la tonificación y la quema de grasa. En pocas palabras, permite mezclar aeróbicos con ejercicios anaeróbicos.

El mayor aporte del TRX a sus practicantes es la posibilidad de entrenar grandes grupos musculares al mismo tiempo. A su vez, las sesiones nos ayudan a mejorar la postura, fuerza, equilibrio y el control corporal. Por lo general, en estos ejercicios podemos posicionar mejor la espalda y la zona lumbar.

Tipos de ejercicio con cintas TRX

Los ejercicios del TRX son los mismos que regularmente se hacen en el gimnasio, pero en suspensión. De hecho, se llaman de igual forma que la mayoría de las rutinas que se practica con mancuernas. Otros son derivados de estos:

  • TRX Squat: Colocamos los pies separados a la altura de ambos hombros y flexionamos haciendo las sentadillas. En este caso, la única diferencia es que utilizaremos las manos para sujetarnos de las cuerdas.
  • TRX Press Pectoral: Le damos la espalda al anclaje de las cuerdas con agarradera. Nuestro cuerpo queda alineado tanto el tronco como las piernas, e inclinado mientras nos sujetamos con las cuerdas. Empujamos hacia afuera y recogemos
  • TRX Plancha sobre antebrazos: Enganchando las cuerdas en una estructura alta, nos la colocamos en los pies. Nos acostamos sobre una colchoneta y realizamos una plancha frontal regular.
  • TRX Lunge: este equipo también permite hacer lunge para los glúteos. En este caso, el pie de atrás siempre será el que utilicemos para enganchar la cuerda. Lo siguiente será bajar con la otra pierna, apoyando el cuádriceps.
  • TRX Remo: Con este equipamiento podemos realizar varios tipos de remo. Todo dependerá del sitio en que coloquemos el anclaje de las cuerdas.

Cómo elijo mi equipo TRX

Aun cuando todos los equipos y cintas TRX son muy similares, los compradores deben fijarse de algunos aspectos. El material y la resistencia son aspectos claves para incrementar el tiempo de vida útil de las cintas. Antes de hacer la compra también se debe verificar el peso que aguantan. Estas casi siempre soportan entre 500 y 600 kilogramos.

En el mercado existen equipos profesionales y equipos de menor calidad para principiantes y amateurs. Los profesionales suelen llamarse de entrenamiento intensivo y ofrecen una resistencia notable. El uso que le daremos a este producto definirá el tipo de inversión que debemos hacer.

Una persona dispuesta a entrenar regularmente en el gimnasio debe decantarse por un equipo de garantías. Si el entreno es esporádico y en la casa, se puede optar por uno de menor precio y calidad. Es posible complementar este implemento con un soporte de techo: la mayoría solo viene con el de pared.

El entrenamiento de suspensión es saludable, completo y estimula la fuerza. No obstante, siempre es recomendable comenzar bajo las instrucciones de un instructor especializado. De esta forma, evitaremos caer en una lesión y aprenderemos los mejores movimientos que ofrece el sistema.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies